martes, 30 de diciembre de 2014

Risas y el final

No había tomado desayuno, miraba con ansias la hora del almuerzo, esperaba que me hubieran pagado el sueldo, y decirle a mi compañero de trabajo en ir a almorzar...a ese menú tan rico y como en casa que venden frente a la oficina. Ya podía oler la preparación de lejos, no sabia si era mi buen olfato o mi hambre desfrenada. Ya cercana la hora mire mi cuenta y no había dinero, la única solución a mi hambre era emplear los medios de credito, ese credito que me mantiene con el dolor de cabeza, ese credito que no me deja dormir ni sonreir, ese credito que ahora era la solución a mi hambre...hasta que un pensamiento paso por mi, y si lo invito? lo mas probable era que me rechase, pero nada pierdo intentandolo. Hice algunas llamadas, algunas coordinaciones, y fui a tocarle la puerta, ahí esta él, sentado, sedentario con su clásica mirada perdida. Lo invite, primero salio una negativa pero cuando di la vuelta me dijo: espera... mi cara se asombro fue distinguida a kilometros, y al preguntarle que paso, me dijo te llamo en unos minutos. Los minutos pasaban, no creí que esos minutos para mi eran horas, vaya que solo fueron 15 minutos, que yo sentía que había pasado medio día entero, las ansias crecian junto al hambre cuando derrepente se asomo y me dijo esperame un segundo, no sabía si era una afirmación pero supuse que si lo era. Al final llego el momento, me sentia nerviosa y emocionada, como si me hubiera sacado la loteria, me sentia rara pero me sentia feliz. Él había dicho que si, ni siquiera sabía porque me sentia feliz, pero la adrenalina recorria cada poro de mi cuerpo mientras bajaba la escalera, mientras caminaba por la calle. Cuando nos sentamos a la mesa, se sintió una fuerza de atracción que no sabría como explicarse. Conversamos del trabajo, de los estudios, de mi hijo y de su familia. En ningun momento nuestras situaciones sentimentales salieron a notarse salvo como una mencion pasajera cada uno hacia al momento de contar algun relato, el sabía que yo ya estaba casada y yo me enteraba que el ya tenia novia. Pero eso no impidio que la conversacion siguiera fluyendo, llego el termino, se rompio la tension, empezaron las bromas y empezaron esas alucinaciones que solia tener y que me hacia reir como nunca. Senti que me reí como hace tiempo no lo hacía, me di cuenta que esas ocurrencias eran las que me hacian permanecer al lado de él, eran las risas descontroladas de aquel entonces, la magia que me tenia deslumbrada y la admiracion de sus sueños y anhelos, era él y estaba conmigo en un mismo espacio, en una misma mesa, y riendo. Y era una emoción compartida por ambos, las horas pasaban y sabíamos que volvíamos a pasar a la realidad de la ignorancia absoluta, pero no importa, eramos nosotros, era la química y la complicidad. Estabamos ahí... Nos fuimos con esa mística que nos rodeaba con un continuara escrito en puntos suspensivos, el pensaba en mi y yo en él, pero nadie decía nada, la tarde se encargo de ponerle el punto al asunto. Él se iba, ya no podría verlo, ya había roto el hielo de no hablarnos pero la vida se lo llevaba de mi entorno. Llego la hora de salida y caminamos por las calles donde soliamos hacerlo de la mano, reiamos de las tonterias que hablabamos y extendiamos el camino, yo sabia que tenia que irme, y el sabia que tenia que hacerlo... Sentía tristeza de no volverlo a ver, pero a la vez entendía que la solución de todo era alejarlo de mi entorno, y después de una frase que llego como una aguja que rompe el globo ya frágil, dio el final de la historia. El final del cuento sin dudas, y el final del amor. No fue el príncipe azul, tal ves fue el viejo brujo, pero lo ame. Lo extrañe y adore el final de esta historia, que nunca tuvo un fin, que siempre se considero un pendiente, pero que era necesario cerrarla. Te irá bien y se que la vida nos juntara por impulso de nosotros, y también nos volvera alejar porque no estaremos en el mismo cosmo. Tal ves no en esta vida, talves en el mundo paralelo, ese mundo paralelo que mencionabas en donde algun día despertaras del coma y haras lo que alguna vez te dije: Cuando despiertes del coma, buscame y cuentame lo bien que lo vivimos y lo mucho que nos quisimos y talvés la vida hara que volvamos a estar juntos.

lunes, 1 de diciembre de 2014

Y si te ignoro?...

Hoy creo que tome la decisión mas importante de mi vida. ¿Cual?, pues ignorar a la persona que tal ves pudo llegar a considerar que fue el amor de mi vida o tal ves el terror de mi vida. Uno nunca sabe realmente al final quien es el amor de su vida, sobretodo cuando tengo mucho por vivir. Pero si tuve un amor apasionado, un amor donde estaban mezcladas todas las ciencias a excepcion de las matematicas o tal ves esta ultima ciencia tambien, porque siempre crei que yo era un calculo de riesgo financiero en la vida de él. Pero un amor donde habia demasiada química, poca física y algo de Biología. Fuiste la persona que admire, tal ves no tenias el fisico que toda mujer quiere tener a su lado, pero si tenias la capacidad intelectual y la inteligencia suficiente para conquistar a la mujer mas guapa del mundo, o a la mas complicada del mundo como yo. Aunque yo considero que soy muy fácil de conquistar pero muy dificil de mantener enamorada. Pero el lo logro, logro que el espiritu libre viviera feliz en una jaula, una jaula que se fue construyendo en el tiempo y que sin que uno se de cuenta ya estaba dentro y con la puerta cerrada. Lo ame, o tal vés aun lo amo, he leído muchas veces la historia del hilo rojo la cual considero que tal vés sea el. Este mes, después de un poco mas de 3 años lo volvi a ver, y lo veo todos los dìas y no porque quieras, si no porque el entorno así lo ha decidido, te vi y me senti feliz, pense que tal vés a ti tambien te haría feliz verme, pero mas que una alegria considero que fue una incomodidad. Y su incomodidad se volvio parte de la mia. Eso trajo recuerdos de amor apasionado, tambien trajo recuerdos de peleas frontales, y tambien trajo el recuerdo de la convivencia diaria. Me hizo pensar y extrañarte mas, me hizo pensar en que pasaria si siguieramos juntos, me hizo pensar tambien en que te podria seguir queriendo, y me hizo pensar en que talves si te trato mas podria borrarse ese sentimiento atrapado en cuatro paredes que pide a gritos salir y convertirse en amistad o podria enrredarme mas y perder la calma, la razon y pasar al espacio. La vida no me podrá decir que no intente comunicarme mucho, te buscaba la mirada como un drogadicto que ve un sembrio de marihuana y quiere arrancarla y llevarla a su casa para ponerla a secar hasta que la pueda fumar, así tenga que esperar meses para conseguirlo, te envie mensajes, correos y demás mariconadas que una persona puede hacer cuando tiene miedo a no dar la cara. Hasta que llego el día en que me decidi y te enfrente, me acerque y te hable, lo hize dije...y senti que el nudo que tenia en el pecho se había desatado. No hablamos nada solo quedamos en tener una conversacion pendiente, y listo. Pero hoy después de este fin de semana de no verte, y despues de pensar mucho, pues decidi ignorarte. No puedo darte la importancia en el presente de mi vida ni la importancia considerada en el futuro, no puedo empezar a reirme contigo sin sentirme parte de ti, no puedo darte la mano sin querer sostenerla por siempre. Simplemente no puedo...no puedo compartir el aire que respiro ni el espacio donde tu estás. Simplemente actuare inteligentemente como lo estas haciendo tú...te ignorare.

miércoles, 2 de julio de 2014

Nos conoceremos cuando nuestros hijos sean adultos...

Hoy considere esto una gran frase a cual dedicarle unas largas lineas, porque?...sencillo. Hace algún tiempo estoy inscrita a un grupo de chat para conocer nuevas personas, y no por el hecho de que busco pareja despues de mi separación, si no porque no sé es una manera de abrir los horizontes y distraerme un poco. El hecho es que conoci a una persona en particular, una persona que considero que es genial en el aspecto de que es papá y que no solo lo es de nombre si no parece llevar bien puesto el titulo de padre, ah y tambien es separado y el tiene a las niñas. Por una u otra situación de la vida me ha caido tan bien, porque no me habla para nada de cosas que tengan que ser a vincularse sexualmente o de amor apresurado o cosas así, osea desde ahí, ya llama la atención de alguien no tiene el mínimo interés en vincularse sentimentalmente con alguien. Y eso lo hace mas interesantes porque las conversaciones van de profesion, travesura de los hijos, del clima o de lo que esta haciendo uno en ese momento. Cosas que al menos te mantienen entretenida en el transcurso del día y sientes que no estas sola y al menos conversar con alguien virtualmente existente. La frase sale porque a raíz de que ha habido una conversación fluida pues ya hay intención de querernos conocer, pero como se hace para que se conozcan dos personas que son padres de familia y que aman inmensamente a sus hijos. Sucede que él como yo, de la salida del trabajo corre rumbo a su casa, él como yo los sábados y domingos prefiere pasarlo con los hijos ya que no los vemos mucho en el transcurso de la semana. Y tanto él como yo los sábados terminamos tan cansados que lo que menos queremos es salir, entonces surgieron dos posibilidades, vernos un día de semana para almorzar o conocernos cuando nuestros hijos sean adultos jaja. Algo cómico pero algo cierto. Y a veces pasa, que los buenos padres y/o madres solteros nos quedamos siempre solos, porque siempre queremos entregarle hasta el más mínimo minuto a nuestros hijos, considerando que es algo difícil encontrar que alguien quiera a nuestros pequeños como nosotros mismos los queremos o como sus propios padres los pueden llegar a querer. Y aún es difícil que alguien se adapte a nuestros horarios ya que primero esta el tiempo para los niños, luego para el trabajo y luego a los amigos...incluso hasta los amigos quieren que les dediquemos mas tiempo. Un monton de factores, y cuando uno siente que encuentra a alguien que comulga con la misma pasión por los niños, pues es imposible conocerse. Así que hablare del mismo chico cuando mi hijo sea adulto... jejeje